ESP

El impacto del zinc en las plantas y su dinámica en el suelo

Inicio / Blog

El impacto del zinc en las plantas y su dinámica en el suelo

El Zinc es un micronutriente de poca movilidad dentro de la planta, pero con numerosas funciones críticas. La estructura y funcionalidad de muchas enzimas dependen de la presencia de Zn en la planta. Se calcula que aproximadamente 2,800 proteínas dependen del Zn para que puedan sintetizarse y actuar. Es necesario para la síntesis de carbohidratos durante la fotosíntesis y en la transformación de los azúcares en almidón. Esta presente en el metabolismo de hormonas al regular el nivel de auxinas a través de la síntesis del aminoácido triptófano. En los procesos de maduración y producción de semillas, el Zn favorece formación y fertilidad del polen, por ello la deficiencia de Zinc tiene mayor efecto en el rendimiento del grano que en el desarrollo vegetativo.

También ayuda al mantenimiento e integridad de las membranas celulares y aporta tolerancia a las plantas ante patógenos, especialmente los del suelo. En la actualidad el Zinc constituye quizá el micronutriente más deficiente en el mundo. Sumado a esto, se sabe que su deficiencia puede reducir los rendimientos de los cultivos en un 20 % sin manifestar síntomas.

La dinámica del Zinc en el suelo

La deficiencia de Zn suele presentarse con mayor frecuencia en suelos arenosos, mientras que en los arcillosos es menos frecuente por la capacidad de adsorción y retención de estos suelos.  Del contenido total de Zinc, solo el que está en la solución del suelo y el que puede ser fácilmente desadsorbido es disponible para las plantas, pero también es fácilmente lixiviado como sucede en los suelos tropicales.  El Zinc es absorbido principalmente en forma Zn2+ o, en condiciones de pH alto, como ZnOH+. La disponibilidad de Zn se reduce al incrementar el pH, esto es muy notorio en particular después de un pH>7.4, debido a un incremento en la capacidad de adsorción, presencia de formas hidrolizadas de Zn y una posible adsorción por el carbonato de calcio. Por esta razón, los suelos alcalinos y calcáreos tienden a presentar con mayor frecuencia deficiencias de Zn.

La materia orgánica del suelo constituye a mejorar la disponibilidad del Zn al formar complejos orgánicos móviles que la planta puede absorber. Por el contrario, su disponibilidad disminuye con altos niveles de fósforo y cobre. Otros factores que han contribuido a agravar el problema de Zn son el uso de fertilizantes cada vez más puros, experiencias de mayores potenciales de rendimiento de los cultivos y el no incluir este micronutriente en los planes de fertilización.

Agenda una Cita

Dejanos tus datos de contacto

Al finalizar podrás descargar nuestra ficha técnica.